Translate

jueves, 7 de mayo de 2015

Florensi Q.


Florensi Q. (@FlorensiQ) es el pseudónimo de Fulgencio Martínez (1991), un joven artista de Fortuna que inicia un proyecto audiovisual con el retrato realista como género y estilo más evidente. Pero al tiempo que domina el fotorealismo, en ocasiones lo conjuga con un proceso no tan conocido en el que va dando forma a la mancha de acrílico que le proporciona el azar. Así pues, equilibra términos enfrentados y los aúna en una suerte de retrato sublime: la mancha abstracta inicial y el realismo del retrato.


¿Por qué decides dedicarte por completo a la pintura? ¿Y cuál es el origen de esa dedicación?
FQ: Bueno, la pintura es a la que más tiempo le he dedicado y desde luego la que mejor domino. Cuando era pequeño, me gustaban las imágenes de los dibujos animados, y veía en el vídeo la posibilidad de congelar la imagen, e incluso buscar el fotograma que deseaba. Me sentaba frente a la imagen y la dibujaba y cuando acaba de hacerlos, los recortaba y los guardaba en una caja. Esas primeras obras que hacía, yo creo que es el germen de mi dedicación a la pintura.

Explícame por qué inicias este proyecto y en qué consiste.
FQ: Lo inicié porque tengo muy claro que no quiero ser profesor, y decidí invertir mis ahorros en lo que de verdad me gusta, aún sabiendo que el futuro del arte es muy incierto. Compré aquello que me permite realizar un proyecto audiovisual: el kit de iluminación, el trípode jirafa para conseguir un plano cenital, la mesa adaptable, y en fin, todo aquello que creía necesario para el proyecto.
Durante un período que quizás prolongue hasta fin de año, quiero ver qué consigo realizar. Pero no es sólo hacer una serie de obras, puesto que ni siquiera tengo un número establecido de las obras que vaya a hacer, sino sobre todo recoger el proceso en videos. Tal como lo concibo, para mí es muy importante el arte procesual, no sólo me interesa la obra acabada. Lo que me importa es cómo llego a ella, no el fin mismo. Sinceramente ¿a quién no le gustaría ver cómo pintó el mismo Velázquez ‘Las Meninas’?

¿Qué técnica y procedimientos utilizas en tu proyecto?
FQ: Siempre depende de la obra, pero utilizo el acrílico, el óleo, el pastel, pero los iré alternando porque no me gusta hacer siempre lo mismo, creo que siempre hay cosas nuevas por explorar. El homenaje a Nimoy fue una respuesta al vídeo anterior, e igual ocurre con el siguiente. Los soportes varían; utilizo madera o papel en función del procedimiento.
En el vídeo de Nimoy, por ejemplo, utilizo una técnica muy sensitiva. Cuando contemplas las betas del mármol, la mente tiende a traducir esas manchas en imágenes. Algo semejante es lo que ocurre en este proceso. Todo esto me permite aprovechar esas formas y sirviéndome de lo que veo busco conseguir un parecido concreto.



¿Cuál es el tiempo que dedicas normalmente a la realización de un video?
FQ: Más de lo que se piensa. La obra en sí es la mitad del trabajo. Por un lado está la realización de la obra, y por otro, y no menos costoso, el montaje de todo el material filmado en el que debo seleccionar aquello que me interesa, y dejar a un lado el tiempo muerto que se suele acumular al realizar este tipo de obras. En el video de Zach Galifianakis, llegué a recoger más de 40 horas, y claro, dentro siempre hay mucho tiempo vacío que no servía para mostrar el proceso que luego condenso en cinco o seis minutos.


¿Por qué decides subir estos vídeos a internet?
FQ: Para mí es esencial, porque el medio audiovisual me permite mostrar el proceso artístico; de dónde viene el resultado final. No quiero estar supeditado a una galería tradicional. Youtube da acceso a que una persona de Sri Lanka, por ejemplo, pueda interactuar con la obra a través de comentarios. Creo que esta idea es muy importante y la galería no te ofrece tal posibilidad.

¿Cuál es la razón por la que retratas a personajes célebres?
FQ: Simplemente por admiración personal y porque me vincula con un público que se interesa por ese personaje concreto. No me planteo pintar a personajes anónimos, simplemente porque dudo mucho que sirva de vínculo con el público. Creo que aquellas imágenes de mi infancia que te comentaba, influyeron en mi gusto por los personajes conocidos.



El siglo XX fue muy crítico con el arte realista y todo lo que tuviera de precedente la estética anterior, ¿cómo ves tú, en cambio, el arte actual?
FQ: No me gusta nada cómo se lleva el mundillo del arte hoy día. Creo que el arte del presente está dominado por una élite, y no es tan democrático como me gustaría. Está dominada por todo un rollo de amiguismos que no me gusta. Y de ahí que la calle te muestre aquello que ahora se rechaza por su aparente facilidad. Valoro también lo no figurativo, pero siempre dentro de mis gustos personales. No critico corrientes conceptuales del arte, pero creo que tan vacío es el arte que solo muestra su propia destreza, como aquel que sólo tiene una idea detrás. Creo que un equilibrio entre técnica y concepto es posible.

Y, acabando ya, esta disputa entre arte de la posmodernidad y la figuración realista ¿crees que tiene futuro ‘la pintura de caballete’?
FQ: Sí, sin duda. Es más fácil de entender, y creo que eso le da una ventaja frente al arte actual. Aunque tampoco te creas que mi forma de pintar es académica. Un profesor de BBAA se escandalizaría de mi método de trabajo.








No hay comentarios:

Publicar un comentario